Dos hermanos en selecciones rivales

Comparten vestuario en el Athletic de Bilbao pero jugarán en selecciones distintas en Catar por expreso deseo del abuelo, que soñaba con ver con la camiseta de su país natal a uno de sus nietos.

Si es poco habitual que dos hermanos jueguen en un mismo equipo de fútbol de Primera División, menos común es aún que cada uno de ellos vista la camiseta de Selecciones diferentes, pero los Williams rompen moldes.

Iñaki, de 28 años, y Nico, de 20, con una admirable historia familiar de supervivencia, defienden juntos los colores del Athletic de Bilbao, pero el mayor de los hermanos ha sustituido la Selección española (cuya camiseta viste desde 2016) por la de Ghana, el país de sus padres, mientras que el menor defenderá al combinado nacional en el Mundial de Catar. El motivo de la decisión de Iñaki es muy especial.

La razón no es otra que una petición expresa de su abuelo, de 90 años. Tras una visita al país africano el pasado verano para ver a los familiares que aún residen allí, el abuelo le dijo que para él «sería un sueño» verlo con la camiseta de los ‘Black Stars’ (como se conoce a los jugadores de la Selección ghanesa).

«Tiene 90 años, me dice que no le queda mucho de vida», pero que si jugara con la Selección de Ghana, «se podía morir tranquilo», explica el mayor de los Williams en el Diario As. «La verdad es que no tuve la necesidad de pensarlo mucho más». Dos meses después fue convocado por primera vez para disputar dos partidos amistosos contra Brasil y contra Nicaragua y ahora ha sido incluido en la lista de los 26 jugadores que defenderán los colores nacionales en Catar.

Es, en cierto modo, una manera de honrar a su familia y la valentía de sus padres, María y Félix. Ambos atravesaron todo el Sáhara y, tras meses de un durísimo camino, llegaron a Melilla y saltaron la valla. «Eso te remueve el estómago porque al final sabes que tus padres han vivido eso que no deseas para nadie», confiesa el delantero del Athletic en unas declaraciones que recoge La Voz de Asturias. «Cuando saltó la valla estaba embarazada de mí y el destino quiso que yo naciese en Basurto».

Allí los acogió Iñaki Mardones, un sacerdote de Cáritas cuya ayuda agradecieron tanto María y Félix que pusieron en su honor su nombre a su primer hijo. Cuando lo conocieron, a su llegada a Bilbao, ella estaba ya de ocho meses. Los hermanos Williams reconocen que tuvieron muchas carestías durante su infancia y su padre se tuvo que marchar a Reino Unido a trabajar. Cuando Iñaki entró en el Athletic, lo primero que hizo fue traerlo de vuelta a casa.

Nico, por su parte, confiesa que ha visto siempre a su hermano mayor como un ejemplo a seguir y que, en cierto modo, le ha cuidado como un padre. Por eso, el orgullo de Iñaki al ver los logros del pequeño de la familia no podía ser mayor. Lo fue al ser testigo de sus primeras patadas al balón con su equipo y lo ha sido ahora, al enterarse de que ha sido convocado por Luis Enrique.

Jugar con la Selección española en una Copa del Mundo es para Nico un sueño que no podía ni imaginar. No contaba con ello y, quizás por eso, está más feliz aún, si cabe. Ya ha anunciado que lo dará todo en el Mundial. Veremos qué ocurre si España y Ghana se enfrentan en algún partido. Acostumbrados a jugar siempre en el mismo ‘bando’, será todo un hito para ellos y para su familia.

HOLA.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.